miércoles, julio 25, 2007

Triple sesión en la Coruña

Este lunes viajé a La Coruña para hacer tres sesiones quirúgicas con el nuevo láser verde HPS de alta potencia. La tarde del lunes y la mañana del martes la pasé en el Hospital Abente y Lago, formando a dos conocidos urólogos Coruñeses. Operamos a tres pacientes con hiperplasia benigna de próstata por la tarde y a otros tres la mañana siguiente. Todos los casos fueron muy bien. Es un hospital que depende del Complejo Sanitario Juan Canalejo, donde hacen fundamentalmente cirugía ambulatoria o de corta estancia.


La tarde del Martes la pasamos en el Hospital Modelo, también de la Coruña, donde hicimos otra intervención quirúrgica, que también transcurrió sin problemas. La verdad es que es un enorme placer ayudar a compañeros con sus primeros pasos con el láser verde, sobre todo cuando aprenden como estos, a toda pastilla.


Cualquiera que lea este blog se preguntará qué me lleva a viajar tanto y a formar tantos urólogos, hoy aquí, mañana allí, todo el santo día viajando de aquí para allá... es una paliza, y algo justificará este esfuerzo tan grande.

Pues bien, lo que me mueve a llevar esta "mala vida" es que aprendo muchísimo en estas sesiones de formación. Por un lado, porque los que se forman son urólogos, que saben mucho y que han visto mucho, y comparten sus ideas y sus opiniones conmigo. Aprendo mucho de ellos y se hacen amigos míos. Por otro lado, cada próstata es diferente (no he visto dos iguales), y el hecho de repasar una y otra vez los conceptos básicos de la cirugía endoscópica con láser, explicar miles de veces , por qué sujetar así el cistoscopio, cómo debe rotarse la fibra, a qué distancia del tejido trabajar, cómo abordar un lóbulo medio, como evitar las complicaciones, etc... le hace a uno reflexionar más en profundidad y comprender mejor la enorme cantidad de detalles que es necesario comprender para realizar esta operación correctamente.

Esta técnica quirúrgica además está evolucionando constantemente, perfeccionándose. Seguimos aprendiendo cada día cómo hacerla mejor y de forma más segura.

Es una técnica que cambiará en pocos años el panorama mundial del tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata. En mi opinión, la cirugía clásica, la prostatectomía abierta y la resección transuretral de próstata son técnicas obsoletas, pero aún se utiliza en muchísimos hospitales de todo el mundo y muchos pacientes sufren aún los efectos secundarios y las complicaciones, a veces graves, de estas operaciones.

Es una verdadera aventura poder ser un actor principal y a la vez espectador privilegiado en toda esta película... operar tanto, en tantos quirófanos, interactuar con urólogos, enfermeras, pacientes de toda España y por todo el mundo me enriquece mucho y me llena, y lo que es más importante, me capacita cada vez más para poder ofrecer a mis pacientes una técnica más depurada, más segura, más perfecta...

1 comentario:

Rafael Marañón dijo...

Es difícil seguirle hasta desde mi sillón de ordenador. Pero es maravillosa una vida así de estimulante.
Hasta la vista y que la dicha y el éxito le acompañe siempre.
Rafael Marañon