domingo, noviembre 18, 2007

Viaje a la India: (III) conferencia y chiste cósmico

Por fin, el día 17, dí mi conferencia. La verdad es que tuvo mucho éxito porque había dedicado mucho esfuerzo a su preparación. Incluí muchas animaciones multimedia que triunfaron...


Luego me pude relajar me llevaron a visitar al Guru, Ramesh Balsekar. Este hombre, que tiene ya 96 años, está iluminado y todos los días abre su casa a los visitantes de todo el mundo que le hacen preguntas. El las responde sin dilación y sin dudas. Fue una experiencia muy interesante. Es un hombre muy intenso. Básicamente, él dice que nuestro destino está predestinado, que no somos más que meros instrumentos de Dios, o la "Ley Cósmica", que no podemos hacer nada para cambiarlo. Por lo tanto, debemos aceptarlo y dejar de sufrir. Al terminar la sesión, los asistentes nos reunimos en un bar cercano a tomar un café y allí estaba el editor de los libros de Ramesh. Cuando le comenté que yo era urólogo, que había venido a operar más veces a Mumbai, me acordé que en la primera sesión de cirugía que habíamos hecho en el Hospital Prince Ali Khan, de Mumbai, el Dr. Chibber me dijo que uno de los pacientes que iba a operar era un hombre santo. Tirando del hilo nos dimos cuenta de que yo había operado a Ramesh un año antes. Subimos de nuevo a verle y se lo dijimos. Me confesó que se encontraba muy bien tras la operación y nos regaló algunos libros... El editor nos dijo que se trataba de un "Chiste cósmico"... el destino nos había juntado allí a todos para reirse con nosotros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi padre lo operaron hace 5 semanas con esta técnica. Coste de la operación : 8000 euros pagados en efectivo. Está peor que antes. Cada 2 horas tiene que ir al baño ( de noche y de día ), como antes, sólo que ahora no le da tiempo de llegar al baño. El doctor que le operó dice que hasta pasados 3 meses no notará la mejoría ... ¿ Será cierto ?
Gracias.

Dr. Fernando Gómez Sancha dijo...

Muchos pacientes se operan cuando su vejiga ya no funciona de forma normal. La obstrucción provocada por la próstata genera un comportamiento anormal de la vejiga que se conoce como hiperactividad vesical. La vejiga se contrae de forma involuntaria e impredecible, a veces generando altas presiones. Al aliviar la obstrucción provocada por la próstata con la operación el paciente nota que orina con más facilidad que antes. Sin embargo, cuando tiene urgencia miccional provocada por estas contracciones involuntarias de la vejiga le cuesta más contener la orina. La gran mayoría de los pacientes mejora progresivamente, pero puede que la mejoría sea lenta en un periodo de varios meses.

Sería razonable descartar la presencia de una infección urinaria, que también puede producir estos síntomas y comenzar a tratar a su padre con medicamentos del grupo de los anticolinérgicos, que "relajarán" la vejiga mientras se va recuperando poco a poco. Esto debería ayudarle a tener una calidad de vida razonable hasta que se recupere... Suerte !!!